Enchufes y Adaptadores en Inglaterra: Guía Completa

Deja que nuestros expertos te guíen en el camino de aprender inglés.

Si vas a viajar a Londres y estás pensando qué metes en tu maleta, recuerda que los enchufes en Inglaterra son algo distintos.

¡Deberías llevar un adaptador o ir a comprarlo en cuanto llegues!

No sólo las palabras necesitan traducción en este país… ¡también los voltios!

Conducir por la derecha no es la única peculiaridad de los ingleses: también tienen sus propios enchufes.

Seguro que alguna vez, cuando has comprado un ordenador o un móvil, te venía incluido un enchufe un poco raro, pues quizá sea el momento de sacarle el polvo.

Aquí te contamos cómo son los enchufes en Londres.

El voltaje puede ser diferente

Lo más importante a la hora de comparar dos enchufes no es su aspecto, sino el voltaje, ya que si utilizas un voltaje menor que el adecuado, puedes dañar tu móvil cuando lo cargues, así como cualquier otro dispositivo.

El voltaje de los enchufes ingleses es de 240V, mientras en España tenemos enchufes de 220V.

En principio si el voltaje es mayor que el necesario no hay mucho problema; la clave es sobre todo que el enchufe no dé un voltaje menor que el necesario para el dispositivo.

Sin embargo, lo ideal es que la cantidad sea exactamente la misma entre el enchufe y el aparato que cargues, para asegurarte de proteger tus dispositivos.

Sus enchufes tienen otro aspecto

Mientras nuestros enchufes en España tienen dos clavijas redondeadas, los que usan en Inglaterra tienen tres clavijas con esquinas puntiagudas.

Al enchufar, recuerda que en Londres hay dos agujeros abajo y uno arriba centrado.

Presiona el agujero de arriba con tu adaptador de corriente, y verás que se abren los agujeros de abajo, donde podrás colocar el resto de clavijas.

Hay gente que usa el ‘truco del tapón del bolígrafo’, que consiste en tapar el agujero superior para poder cargar el móvil con un enchufe español en Inglaterra.

No te aconsejamos este método, porque puedes dañar tu móvil y te saldrá caro el juego.

Los enchufes cuentan con su propio interruptor

Uno de los gastos absurdos de energía que hacemos a diario es por tener enchufado el cargador del móvil o del portátil sin estar cargando nada.

No es práctico tener que desenchufar todo constantemente, pero si tienes un interruptor en cada enchufe, puedes apagar de forma individual los que no uses en cada momento. ¡Súper práctico!

¡Ojo en el baño!

Normalmente, en los baños ingleses suelen utilizar el enchufe convencional de dos clavijas que nosotros conocemos. Sin embargo, el problema es que las apariencias a veces engañan.

¡Asegúrate de que el voltaje es adecuado! Normalmente las maquinillas de afeitar en Inglaterra vienen con el enchufe como el nuestro, sin embargo tienen un fusible de 1.5A y se limitan a 330W.

Por lo tanto, si usas algún aparato de más de este voltaje, no podrás enchufarlo allí, como algunos secadores de pelo o despertadores.

Algunos consejos antes de tu viaje

  • Si vas a Londres, mejor compra el enchufe en España, porque allí suelen subir los precios para turistas.
  • Antes de comprar el adaptador, asegúrate de que tiene el voltaje adecuado, y también mira el fusible. Si compras un enchufe con más de 1.5A no solo podrás enchufar tu smartphone, sino también planchas de pelo y otros aparatos de mayor consumo.
  • Te recomendamos el adaptador universal, un enchufe que funciona en cualquier país y para cualquier dispositivo. Así no tendrás que preocuparte si viajas a UK o a cualquier otro lado del mundo.
  • Recuerda no confundir los enchufes ingleses con los de Estados Unidos. Ambos tienen un aspecto similar, pero el norteamericano tiene menos voltaje.

Por último, te vamos a decir algunas palabras en inglés que te ayudarán en este tema, para poder moverte en el país sin ningún problema de dificultades con el idioma.

  • Enchufe – plug
  • Adaptador – power socket
  • Voltaje – voltage
  • Conversor – converter
  • Enchufe de viaje – travel plug
  • Cargador de móvil – mobile charger
Empezar a aprender inglés

AUTOR

Jake, un nativo inglés del Suroeste de Inglaterra, es el creador y director de Papora. Le apasionan los idiomas y le encanta visitar otros países, viajando así por todo el mundo.