¿Es posible aprender inglés durmiendo?

Deja que nuestros expertos te guíen en el camino de aprender inglés.

Muchas veces queremos mejorar nuestro nivel de inglés sin ningún esfuerzo, porque no siempre podemos dedicar todo el tiempo que nos gustaría a apuntarnos a una academia, leer libros en inglés o cualquier otro aprendizaje convencional, y por eso suena muy bien eso de aprender inglés mientras duermes.

Es algo que parece magia, porque es fácil y al mismo tiempo es totalmente gratis, así que vale la pena plantearse la posibilidad.

¿Qué hay de mito y de verdad?

Algunos estudios sobre el sueño revelan que se puede aprender inglés durmiendo, incluso ha habido casos históricos de descubrimientos que se han realizado durante el sueño, como lo que le ocurrió a Dmitri Mendeléyev, el creador de la tabla periódica de los elementos, que se inspiró mientras echaba una cabezada.

También la conocida obra de Frankenstein fue ideada durante un sueño de su autora.

Sin embargo, no debemos olvidar que no se producirán milagros en nuestro sueño profundo si durante la vigilia no le dedicamos esfuerzo alguno al inglés.

Si a los grandes genios les vinieron ideas mientras dormitaban, seguro que también fue decisivo el gran número de horas que le dedicaron a su trabajo mientras estaban despiertos.

 

¿En qué sentido sí podemos mejorar el inglés al dormir?

dormir

Lo que hacemos mientras dormimos sigue siendo un misterio incluso para los mejores neurólogos del mundo, pero en las últimas décadas la Ciencia ha hecho ciertos avances en el tema:

Dos científicos de la Universidad de Chicago, Aserinsky y Kleitman, descubrieron durante la Segunda Guerra Mundial la existencia de una fase del sueño conocida como REM, que precisamente viene del inglés, por sus siglas Rapid Eyes Movement, que se traduce como ‘movimiento rápido de ojos’.

Durante esta fase particular del sueño, según han hallado los expertos, nuestro cerebro está tan activo como durante la vigilia, y por eso es posible aprender inglés o cualquier otra materia.

La técnica de aprender mientras se duerme consiste en colocar un audio de inglés durante la noche, para que el cerebro pueda procesar lo que escucha aunque esté totalmente dormido.

Aprender inglés durmiendo nunca es un sustituto de otras técnicas

Circulan muchas cosas extrañas en Internet sobre el inglés y muchos otros temas, algunas más confiables que otras, dependiendo de si citan las fuentes y cómo se tratan los temas.

Muchas personas prometen lo imposible: aprender inglés con un mp3 mientras duermes y sin complementarlo con ningún trabajo paralelo.

Suena tentador, pero el aprendizaje siempre requiere dedicación y tiempo, y por tanto deberemos complementar cualquier método de este tipo con un aprendizaje más tradicional; lo cual no implica que no podamos enriquecernos de técnicas alternativas que refuercen lo que aprendemos durante el día a día.

No tendrás un inglés perfecto de la noche a la mañana si duermes escuchando un mp3 de aprender inglés, pero si tienes tiempo, puedes hacer la prueba y ver si te funciona con algún audio en particular para aprender ingles durmiendo, como los numerosos vídeos de Youtube donde mediante hipnosis y otras técnicas dicen que ayudan a conseguirlo.

La idea que hay detrás es que si el cerebro escucha como cuando está despierto, procesamos lo que escuchamos y sería como si hubiésemos puesto un CD de aprender idiomas en el coche mientras conducimos.

Hay críticas a este método, como la de aquellos que niegan su eficacia, o los que consideran que la hora de dormir es para descansar y que por tanto es preferible evitar este tipo de experimentos.

 

Cómo complementar tu aprendizaje de inglés mientras duermes

Más allá del uso de audios o vídeos, hay una realidad que es cierta: aunque no realicemos nada extraordinario para alterar nuestro sueño y promover nuestro aprendizaje de inglés durante ese tiempo, nosotros de manera natural tendemos a procesar durante la noche todo lo que nos ha sucedido en el día: alguien a quien hemos visto, una película, un tema del trabajo…

En los sueños se entremezclan elementos del día, especialmente de las últimas horas, y por tanto, si en nuestra jornada introducimos actividades en inglés, es probable que durante la noche reforcemos lo aprendido.

Conclusión: en este sentido, seguramente es mejor dedicar diez minutos al día a aprender inglés, y hacerlo justo antes de dormir, que ir una vez a la semana a clases de inglés y el resto de los días olvidarnos por completo del idioma.

Cuanto más incluyas inglés en tu día a día, más fácil será que puedas aprender cuando duermes.

 

¿Cómo aprender inglés en tu día a día?

 

 

¿Qué métodos te funcionan a ti para aprender inglés? Déjanos un comentario para que todos puedan enriquecerse de tu experiencia.

Empezar a aprender inglés

AUTOR

Jake, un nativo inglés del Suroeste de Inglaterra, es el creador y director de Papora. Le apasionan los idiomas y le encanta visitar otros países, viajando así por todo el mundo.